PREPARANDO OPOSICIONES. PREPARACIÓN DE UN TEMA ORAL. ENSAYOS






Es importante lo que vas a decir pero también tienes que preparar el cómo lo vas a decir. Para ello tienes que poner en práctica todos los recursos verbales y gestuales que puedas desarrollar.

El ensayo es una puesta en escena general, una simulación, en la que se activan todas las capacidades y estrategias. Por ello debe hacerse sobre temas que se dominen y la mayor cantidad de veces posible. Cada ensayo debe terminar con una lista de las cosas que haces bien y las que haces mal.

Lo normal es que se pongan de manifiesto todas las carencias y multitud de errores: para eso se hace, para corregir y mejorar. Piensa que en cualquier actividad empresarial se hacen planes, se diseñan anteproyectos, se efectúan análisis prospectivos, estudios de mercado, se simulan actuaciones y se efectúan experimentos previos. Todo con los objetivos de evitar fallos y obtener éxito ¿no es tu objetivo el éxito? Pues ¡¡¡a ensayar!!!

Puedes experimentar en la academia o ante tu preparador, pero debes comenzar en ámbito privado, con las siguientes posibles actuaciones:

  • Graba tu voz y escucha como suena tu discurso. Seguro que te corriges vacilaciones, tonos, repeticiones, voz quebrada, etc. Tiene el inconveniente que no te ves.
  • Grabándote en vídeo mirando directamente a la cámara. La primera vez resulta decepcionante, pero piensa que los grandes actores también tienen tomas falsas. En la pantalla apareces de la forma que te va a ver el tribunal. Imagínate que eres el tribunal. Critica tu actuación con total dureza y, sobre todo, ríete de ti mismo.
  • Puedes grabar en solitario tus ensayos de exposición utilizando una cámara conectada a un TV o con una webcam y tu ordenador (Ver figura 1). En ambos casos puedes corregirte en vivo y en directo e incluso “te puedes insultar” cuando compruebas los fallos y repetir varias veces la misma toma hasta que te salga bien. (Este sistema lo hemos utilizado mucho, da resultado, es barato y aprendes mucho sobre tu forma de ser y actuar).


Es el mejor sistema, dado que puedes corregir varios defectos sin la corrección pública que amenaza tu seguridad. Así puedes comprobar inmediatamente si miras al tribunal de forma panorámica, fijándote en cada miembro y sin desviar la mirada al techo o fuera de su campo de visión.

También compruebas y ensayas si:

  • Eres capaz de levantar la vista mientras lees sin perderte de línea.
  • Eres capaz de “barrer” con tus ojos a todos los miembros del tribunal.
  • Mueves las manos excesivamente o
  • Las mantienes rígidas o escondidas.
  • Tienes tic de los que no eres consciente.
  • Te tocas partes de tu cuerpo de forma nerviosa.
  • Eres persuasivo y convincente con voz y con gestos.
  • Cambias los tonos de voz para no ser monótono. Utilizas el tiempo adecuado (te falta o te sobra).

Mientras te autovaloras en la grabación, responde por escrito a:

  • ¿Qué hago bien?
  • ¿Qué debo mejorar?

Después analiza cómo puedes mejorar y planifica el entrenamiento en esos aspectos.
En el ensayo no sólo aprendes a “actuar”. También reafirmas e interrelacionas contenidos al oírte y al verte.

Cuando tú te has corregido, es interesante ensayar delante de otras personas: familiares, amigos y preparadores de academia que te aportarán otros puntos de vista. Exige que te critiquen con toda confianza.

También puedes recurrir a algún profesional que tenga experiencia en el tema. Esta última opción es mucho mejor, porque te ayudará a depurar aún más algunos vicios. Pero eso sí: anímale a que sea muy crítico contigo y no te deje pasar fallo alguno por condescendencia.
Una vez corregidos los vicios de exposición, puedes continuar el ensayo mediante la recreación de las condiciones típicas de examen, reproduciendo las situaciones con que te puedes encontrar:

  • Sorteo de temas. Haz la prueba y comprobarás las posibilidades de que salga un tema no preparado. (Ver cuadro 6).
  • Sorteo de situaciones prácticas.
  • Elección de tema.
  • Medida de tiempos en la redacción. ¿Cuánto puedes escribir en dos horas? La queja siempre es de falta de tiempo.
  • Medida de tiempos en la exposición. Aquí suele sobrar.

Estos ensayos, tanto el intento de redactar un tema que has sorteado como la exposición oral, debes hacerlos como si estuvieses dando una clase y con público. Los profesores saben que cuando se esfuerzan en explicar un tema de forma que los alumnos lo aprendan, ellos también aprenden a dominarlo mejor.


¿ESTAS PREPARANDO LAS OPOSICIONES DE EDUCACIÓN INFANTIL? PUES NO LO DUDES MÁS. ENTRA EN WWW.OPOSICIONINFANTIL.COM . ESTA PAGINA CONTIENE MATERIALES EXCLUSIVOS PARA LAS OPOSICIONES DE INFANTIL. ENCONTRARÁS TEMARIOS, PROGRAMACIOMANES, SUPUESTOS, PROYECTOS, DEFENSA PROGRAMACIÓN, ETC.


....................................................


NUESTROS MATERIALES PARA LAS OPOSICIONES EN LAS PRINCIPALES PLATAFORMAS
ACCEDE A NUESTROS CANALES DE BUBOK, LULU, CASA DEL LIBRO