Preparando Oposiciones. Mejora tu autoestima. Un factor fundamental tanto en la preparación como en el desarrollo de las pruebas







MEJORAR LA AUTOESTIMA
Es un factor fundamental tanto en la preparación como en el desarrollo de las pruebas. La autoestima es el juicio que uno tiene sobre su propia valía y los sentimientos que ese juicio genera. Quien tiene una autoestima alta, se encuentra muy satisfecho de su forma de ser y aunque reconoce sus defectos también se siente con la fuerza necesaria para superarlos.

La persona con autoestima elevada es capaz de valorar sus características y capacidades, aceptarse como es y tener una perspectiva positiva de sus posibilidades. La autoestima es el resultado de las metas conseguidas y si has llegado hasta aquí tú has sido capaz de superar muchos obstáculos y también puedes vencer éste. Si te valoras poco quizá no eres muy objetivo.

En primer lugar deberás conocer cuáles son tus posibilidades de tiempo y capacidad de organización. Sin tiempo ni organización no merece la pena que comiences una tarea condenada al fracaso y que dañará tu autoestima.

En segundo lugar será necesario conocerse un poco a sí mismo en aspectos tales como voluntad, esfuerzo, exigencia, responsabilidad y capacidad de lucha para modificar los rasgos que no nos gustan. De esta manera tú te haces a ti mismo; eres tu propio creador y responsable de lo que eres y de lo que puedes ser.
Verás que no hablamos de timidez, habilidades para hablar en público o estrategias de exposición, porque estos aspectos que influyen en la autoestima sabemos que los vas a superar conforme vayas poniendo en práctica las orientaciones que te damos en este libro.

En tercer lugar puedes lanzarte a organizar la tarea siguiendo las sugerencias que hemos relacionado al principio del libro considerando que:
Todo se puede mejorar. Comienza por:
  • Metas cortas: ordenar los papeles, buscar un libro, hacer un plan, hacer un índice, crear un esquema, elaborar un tema, estudiar el tema, etc.
  • Temas concretos de los que ya sabes algo.
  • Repaso diario de lo conseguido.
  • Repaso semanal de los esquemas efectuados.


Todo ello para comprobar los avances y demostrarte que eres capaz de lograr lo que te propones. Esto refuerza tu autoestima.
Ante un hecho valorado como negativo cabe preguntarse. ¿Hay algún aspecto positivo? Seguro que tiene más de un aspecto positivo, porque nada está tan mal que no tenga algún provecho y no puedes hacerlo todo rematadamente mal ni aunque te lo propongas.


Frases de autoayuda:
  •  Me gusta como soy.
  • Estoy encantado de haberme conocido.
  • Como persona tengo mis propios valores.
  • Tengo más cosas buenas que malas.
  • Soy un tentetieso”, por muchos golpes que lleve siempre me levanto.
  • Voy bien y voy a ir mejor.
  • Hoy he conseguido un esquema chachi.
  • Voy progresando en el temario.


Si aún sigues dudando de tu valía haz una lista de las 10 cosas buenas que tienes. Pregunta a tus padres, a tus hermanos, a un amigo. Puedes encontrar más de 30 cosas buenas que tienes y no ves. Algunas de ellas pueden ir en la dedicatoria de este libro.

Por la mañana, mientras te peinas recuerda que hoy es San Piropo. Mira el espejo como si fueras otra persona, sonríe para seducirte (aunque sea sin gana; es cuestión de práctica) y dedícate una frase agradable o un beso.

Según la escritora Ana María Tomás, nadie es tan sincero y generoso como el espejo. Él refleja tu realidad y es capaz de ayudar en tus cambios, hacer fructificar tus capacidades, encontrar tus habilidades y colaborar en sacar lo mejor que hay en ti.

Piensa que te estás entrenando para seducir a los demás, pero debes empezar por gustarte tú:

ü Gracias, por decirme las cosas buenas que tengo.
ü Gracias, por decirme las cosas que puedo cambiar.
ü Soy una persona afortunada.
ü Soy un ser único y aún puedo mejorar.
ü ¡Qué suerte tengo de ser yo!

Si tú no te gustas no le gustarás a los demás.
ü Comienza a quererte: eres tu creador.
ü Aunque no te guste alguna cosa, acéptate.
ü ¡A fin de cuentas sólo te tienes a ti!
ü No te gustan los defectos, pero puedes cambiarlos, corregirlos e incluso ¡utilizarlos con ironía!

·      Hasta dormido estoy guapo.
·      ¡Qué grano más lindo! Gracias a él no paso desapercibido.
·      Tengo una cara con personalidad.
·      Tengo mirada inteligente.
·      Mecachis, ¡qué guapa soy!
ü Ríete de ti mismo. Nadie te ve y es una forma de comenzar a “relativizar” tus problemas.
ü Si eres capaz de asumir tus problemas en privado, no te dañarán en público.
ü Cada noche, mientras te duermes, recuerda el trabajo del día y piensa que puedes sentirte satisfecho de los avances.
Conforme vas consiguiendo las pequeñas metas propuestas, concédete gratificaciones. Mímate; te lo has merecido.
PENSAMIENTOS AUTOMÁTICOS NEGATIVOS
A veces nos evaluamos con demasiado rigor y nos surgen pensamientos automáticos negativos del tipo:

      Soy una persona fea.
      Tengo mala suerte.
      Todo me sale mal.
      No lo voy a hacer bien.
      Soy un vago.
      Incapaz de concentrarme.
      No tengo memoria.
      Soy inútil.

Todos estos aspectos tienen solución. Ni siquiera queriendo se hace todo mal o ¿eres tan importante que la Diosa Desgracia sólo se fija en ti? Si es así, ¡ya eres una persona especial y única!

Ante esta situación sólo cabe oponer mensajes más objetivos y positivos, como venimos diciendo, o estos otros:

ü Una cara fea tiene personalidad...
ü Conforme me hago mayor tengo más...
ü Me he sentido bien y feliz cuando...
ü Puedo sentir el orgullo de...
ü Mi familia me quiere...
ü Mis amigos me aprecian...
ü He conseguido...
ü Voy a buscar otras estrategias...
ü Pediré consejo sobre...
ü Yo he logrado...
ü Tengo las siguientes cualidades...
ü ¡Cada vez estoy más feliz conmigo!
Cambiar los pensamientos negativos y mejorar tu autoestima no es válido sólo para un examen. Podrás ser mejor compañero, mejor amigo, mejor jefe, mejor profesor y mejor padre o madre, puesto que para transmitir una actitud positiva primero debes tenerla hacia ti mismo.

Mímate de vez en cuando, para lo que puedes frecuentar el contacto con personas que te agradan, te valoran y te proporcionan un “baño de cariño”.

También puedes mimarte con cosas que te gusta hacer, lugares en los que disfrutas, alimentos que te reconfortan, música, lectura, charla, ejercicio, baile e incluso soledad para encontrarte y que “nadie te precise” ( Rudyard Kipling ).

Esperamos que no seas un mal padre-madre contigo mismo y que puedas decir:  “¡Hoy estoy mucho mejor!


¿ESTAS PREPARANDO LAS OPOSICIONES DE EDUCACIÓN INFANTIL? PUES NO LO DUDES MÁS. ENTRA EN WWW.OPOSICIONINFANTIL.COM . ESTA PAGINA CONTIENE MATERIALES EXCLUSIVOS PARA LAS OPOSICIONES DE INFANTIL. ENCONTRARÁS TEMARIOS, PROGRAMACIOMANES, SUPUESTOS, PROYECTOS, DEFENSA PROGRAMACIÓN, ETC.


....................................................


NUESTROS MATERIALES PARA LAS OPOSICIONES EN LAS PRINCIPALES PLATAFORMAS
ACCEDE A NUESTROS CANALES DE BUBOK, LULU, CASA DEL LIBRO